Translate

viernes, 17 de octubre de 2014

Las motos llegan al circuito australiano de Phillip Island

Los Márquez, con la moral por las nubes

Escrito por: Jesús Larena , viernes, 17 de octubre de 2014
Se acerca el final del Campeonato del Mundo de Motociclismo. A falta de tres carreras -Australia, Malasia y Valencia- ya tenemos un campeón en la categoría reina. Pero no penséis que esto va a quitar un ápice de emoción a la carrera de Moto GP. Todo lo contrario, Marc quiere ganar y ganar y ganar, y sin la presión de conseguir el título, ya en el bolsillo, estoy convencido de que va a dar espectáculo y del bueno. Como también lo va a dar un Jorge Lorenzo venido a más en las últimas carreras, con la autoestima muy alta tras volver a soborear el néctar jugoso y sabroso de la victoria.

Es tiempo quizás de hacer méritos por parte de los más modestos, para buscar el póster junto a los invencibles. Lo que está claro es que vamos a tener emoción y de la buena en todas las categorías, en un circuito, el de Phillip Island, que a mí personalmente me gusta y que el año pasado fue noticia por el desgaste de las ruedas traseras (no resistían el reasfaltado lo que obligó a dirección de carrera a establecer un cambio de moto obligatorio en plena carrera), por la victoria de Jorge Lorenzo, y por la bandera negra al ahora campeón Marc Marquez al no entrar en el tiempo fijado a cambiar de moto.

Puedes leer mi crónica completa en Deporte y Ocio